Mi batalla

Hoy empiezo a respirar profundamente como muchos años atrás lo hacía. Cada respiración siento que me está llenando de bendiciones. Los últimos meses, salir de los medicamentos del cáncer me han llevado al infierno puro, mi cuerpo estaba adicto a los medicamentos y lentamente me estaban acabando. Unos dolores inimaginables que todo por dentro estába…